jueves, 27 de marzo de 2014

Alien, el octavo pasajero


Titulo original:  Alien

Año: 1979

Director:  Ridley Scott











Gracias a la gran idea que han tenido los Getxo Zinemak de hacer un club para proyectar cine clásico, he podido ver por primera vez Alien en cine. Es raro que gustándome tanto el cine no haya visto esta película tan mítica, pero tiene su explicación, no me gustan las pelis de bichos. No es que las odie, pero no me llama para nada verlas, y esta me imaginaba que iba a ser del estilo.

Pero no podría estar más equivocada, sí, tiene bicho, pero esta película no es sólo pelea contra el bicho, es tensión constante. Está claro que debido a los efectos especiales de la época, no pueden hacer lo mismo que ahora y se tienen que apoyar más en el suspense de lo que puede pasar que en mostrar lo que pasa, y con eso a mí me han ganado.

El no saber lo que va a pasar, estar con el mismo miedo que los protagonistas por lo desconocido es lo que más me ha gustado. Es buena película y tendría que haberla visto antes, pero tampoco ha sido malo esperar teniendo en cuenta que he podido verla en una sala de cine, ¿no?

Ahora con SPOILERS...

La nave de carga Nostromo se dirige a la Tierra con sus siete tripulantes que están en una especie de sueño criogénico. Pero de repente el ordenador de la nave, al que llaman MADRE, les despierta debido a una comunicación de ayuda recibida desde un planeta cercano.

Los ocho tripulantes de la Nostromo (el alíen debería ser el noveno...)

Al principio los tripulantes dudan de si acercarse al planeta o no, ya que perderían mucho tiempo. Pero por ley deben contestar a toda petición de ayuda que reciban, por lo que el capitán Dallas (Tom Skerrit) con ayuda del oficial medico Ash (Ian Holm) les convencen para acercarse al planeta.

Desenganchan la nave del remolque de carga que llevan, pero al aterrizarla sufren algunos daños, por lo que deciden que Dallas, Kane (John Hurt) y Lambert (Veronica Cartwright) bajen a investigar mientras Ripley (Sigourney Weaver), Ash y los mecánicos Brett (Harry Dean Stanton) y Parker (Yaphet Kotto) se quedan en la nave para monitorizarles, mientras hacen reparaciones en la Nostromo.

Siguiendo la señal descubren una nave alienígena con los restos de un alienígena enorme con un agujero en el vientre, como si se hubiese roto de dentro a afuera. Investigando la señal se dan cuenta de que es de advertencia y no de socorro. Mientras tanto, Kane descubre una habitación llena de huevos, cuando estaba observándolos uno de ellos se rompe y sale una pequeña criatura que rompiendo su casco se pega a su cara.

Dallas y Lambert corren en su auxilio y le intentan llevar a la nave pero Ripley intenta impedírselo, porque por protocolo tienen que tener un tiempo de cuarentena (es la única cuerda de la tripulación). Pero Ash decide abrirles la puerta por su cuenta.


Al intentar quitarle la criatura de la cara a Kane descubren que su sangre es corrosiva, como ácido. No tienen idea como salvarle, pero la criatura al de un tiempo se despega sola y la matan. Kane está totalmente ileso, sin ningún efecto secundario visible.

Aquí es donde flipo, vale, no le ves nada raro, ¿¿pero en serio dejas a alguien que ha tenido un bichejo en la cara, sin saber lo que le ha hecho, tranquilamente contigo en la nave???. Ponedle en cuarentena para observarle, no sé, sólo por si acaso...

Vamos a celebrar que no ha pasado nada (muy lógico todo)

Pero nop, todos esta contentísimos con el resultado y deciden celebrarlo pegándose una comilona antes de volver a dormirse para ir a la Tierra. Durante esa comida Kane empieza a convulsionar y aquí es cuando aparece la mítica escena del alien saliéndole del interior. Por supuesto Kane está muerto y el alienígena desaparece por la nave.

Pues igual sí había pasado algo....

Ya tenemos problema, es una nave de carga por lo que no tiene armas convencionales, así que se hacen con lanzallamas, armas de electrochoque y un sofisticado sensor de movimiento para localizarle. En estas cosas es donde se ven los 35 años que han pasado desde que se hizo la película, el sensor es poco creíble.

Por otro lado, la tripulación tiene un gato, que sería el noveno pasajero, si el alíen es el octavo. Bueno, pues este gato está en todas partes y nunca le pasa nada. Esta simplemente para dar sustos a la tripulación.

En una ocasión Brett decide seguir al gato, y cómo no, se encuentra con el alíen y le mata. Entonces es cuando tienen la única idea más o menos inteligente de toda la película. Siguen al alíen con un radar por los conductos de ventilación para intentar arrinconarle en una esclusa y lanzarle al espacio.

Es uno de los momentos con más tensión de toda la cinta. Entre que no se ve nada porque solo van con linternas, la música que ponen que me pareció muy buena y el momento radar (que aunque sea un pelín cutre es muy eficiente), estás con el corazón en un puño por lo que podrá pasar.

El diseño del alienígena es una pasada

Por supuesto no acaba bien, y otro de los tripulantes acaba muerto. Y quedan cuatro (es como la novela de Diez Negritos de Agatha Christie). En estos momentos es cuando Ripley se entera de que Ash había recibido órdenes de llevar la nave a tierra pase lo que pase con los tripulantes.

No cuento más que tampoco quiero destripar del todo la cinta. A ver, está claro que tiene muchos años y comparándolo con los efectos especiales de ahora, tienes la sensación de que son muy pobres, pero sin fijarse tanto en eso, la película logra lo que se propone. El alíen me parece que está muy logrado, sobre todo la cabeza, aunque sus movimientos no sean del todo fluidos.

Otra escena mítica, la teniente Ripley en ropa interior

Está claro que los amantes de la ciencia ficción ya habrán visto la cinta en muchas ocasiones, pero si no es así la recomiendo mucho. Y a los que no les gusta tanto, como es mi caso, les diría que le den una oportunidad que lo merece.

3 comentarios:

  1. Está entre el top 5 de mis peliculas preferidas (todas al mismo nivel). No diría que es una peli de ciencia ficción al uso, sino una peli de ¿terror o suspense? en ambientacion de ciencia ficción. La primera vez que la ví, la cuenta atrás de la destrucción de la nave me pareció impresionante, y llegando al límite ..... faltaba el maldito gato jajaja, así que incrementaba aún más la tensión. Las demas veces, esa cuenta atrás no me impresionó tanto, pero la peli me sigue encantando.
    Nunca la he visto en cine, pero comentarios que he visto decían que era impresionante, y que en pequeña pantalla "perdía garra". Pues ¡cómo debe ser en cine!!.

    Es una de mis pelis preferidas de siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no la calificaré de película favorita, igual si la hubiese visto mas joven me hubiese impactado más. Hay momentos muy buenos y en cine es una gozada, tendré que verla en la pequeña pantalla a ver si pierde o no.
      Y sip, te doy por valida la apreciación, no es exactamente de ciencia ficción, igual es mas de suspense, pongamos mitad y mitad, porque los cacharros que hace para cazar al alien son un poco de ciencia ficción, no?, jeje

      Eliminar
    2. La verdad es que es una peli que con el tiempo que tiene no ha envejecido nada mal. Al llevar mucha carga de suspense, el tema espacial pasa a un 2º plano (bueno, o no es tan dominante) y eso ayuda a que pase el tiempo y no se resienta tanto.
      Y si, los artefactos que llevaban eran caseros, pero es que era una nave de carga, no militar. Si no, hubiesen cazado mas facilmente al alien y restaria emocion a la peli.
      A mi me parece genial :-D

      Eliminar

¿Y tú qué opinas?